El teléfono en la música

En colaboración con J. R. Ramos Zúñiga y E. Borque.

“No sólo de cosas serias vive este blog” trata de historias del teléfono … Y desde un principio “el teléfono”, como elemento vertebrador de la comunicación y la interacción social, apareció con fuerza en todas las actividades sociales… y, como no, en la música. Una muestra de ello apuntamos aquí con la colaboración de José Ramón Ramos Zúñiga y Emilio Borque. ¿Por cierto quién dijo que la música no es seria?

Abrimos aquí un nuevo capítulo que realmente trata de la cultura relacionada con el mundo del teléfono y las comunicaciones humanas, no es un tema nuevo en esta páginas, en la que ya hemos mencionado algo de manera tangencial en otras entradas, sin duda con un mínimo análisis nos sorprenderemos de la infinidad de lugares en los que nos encontraremos al teléfono y su enorme influencia en la vida cotidiana de las sociedades humanas desde su invención allá por 1876.

Las invenciones patentadas del fonógrafo por Edison en 1877 y del gramófono por Berliner en 1888 comenzaron a permitir, inicialmente sólo a los acaudalados pero poco a poco a más gente, la escucha a voluntad de la música, popularizando enormemente esta afición y haciendo crecer una nueva industria, la discográfica, que la universalizó y la hizo accesible a todos los públicos.

En todos los géneros musicales encontraremos referencias al primer invento mencionado, el teléfono, para empezar valen sin duda estos ejemplos seleccionados para la ocasión y que podemos disfrutar en los vídeos que se acompañan.

“PEnnsylvania 6-5000” Glenn Miller 1940.
Esta conocida composición para orquesta de jazz tiene detrás toda una telefónica historia que os resumimos de la wikipedia. El título es el del número Pennsylvania 6-5000 que era y es un número de teléfono de la ciudad de Nueva York, concretamente del “Hotel Pennsylvania” en Manhattan, escrito en el formato 2L + 5N (dos letras para central, cinco números para el abonado de la misma) que era común en las ciudades más grandes de Estados Unidos desde aproximadamente 1930 hasta la década de 1960. La exitosa canción de 1940 “Pennsylvania 6-5000” es un estándar de swing, jazz y pop grabado por la Glenn Miller Orchestra. El mencionado hotel afirma que mantiene el número de teléfono más antiguo de la ciudad de Nueva York de forma continuada desde que abrió en 1919. Desde 2020, al llamar al número en su versión actual 212-736-5000 se recibe un saludo grabado en el sistema telefónico del hotel que incluye una parte de la canción.

Dial alfanumérico de un Western Electric modelo 302

La central de conmutación de Pennsylvania nombrada atendía el área alrededor de la Penn Station en Nueva York. Las dos letras, PE, representan los números 7 y 3 en el dial mixto de letras/números común en los EEUU, lo que hace que el número de teléfono sea 736-5000, sin incluir el código de área posterior 212 para Manhattan.

Comunicando. Monna Bell 1960.
Esta canción, interpretada por el cantante chileno Arturo Millán, fue la ganadora en el II Festival de la canción de Benidorm del año 1960, los autores son Luis Palomar y Manuel López-Quiroga. Pero fue la también chilena Ana Nora Escobar, conocida artísticamente como Monna Bell (1938 – 2008),​ que había ganado el año anterior el mismo festival con la canción “Un telegrama” la que le dio más fama en los años siguientes. Está claro que esta artista estaba muy bien “comunicada” por vía telegráfica o telefónica. En el vídeo la interpreta en la película mejicana “Las Recién Casadas” de 1962. Otra curiosidad: Monna Bell fue la primera cantante que vieron los espectadores españoles en TVE, en el primer día de la cadena pública, el 28 de febrero de 1956.

Llora el teléfono. Claude François 1974
Claude François fue un cantautor francés muy popular en las décadas de los 60 y 70’s del pasado siglo.
Es recordado por canciones como “Comme d’habitude”; la cual Paul Anka tradujo al inglés con el título “My Way”, que popularizó Frank Sinatra.
“Le Téléphone Pleure” (“Llora el teléfono”), es una canción emblemática que refleja situaciones reales que ocurren entre las parejas, y que afectan a los niños.
Es la historia de una llamada telefónica que hace un hombre a casa de su ex, a quien no ve desde hace varios años.
Contesta la llamada telefónica una niña de unos cinco años. La madre, conocedora de quién es el que ha llamado, hace señas a su hija para que le diga que está ocupada y no se puede poner al teléfono.
A lo largo de la conversación, el hombre casi casi desvela que él es el desconocido padre de la nena. La canción, lanzada en 1974, superó todos los récords de ventas.

Esta misma canción tuvo otra versión cómica en español, en los años 90, por Los Hermanos Calatrava.

The Telephone Call. George & Tina 1974 (letra con significado similar a la de Claude François)
“George & Tammy & Tina” es un álbum de estudio de los artistas de música country estadounidenses George Jones y Tammy Wynette . El nombre de Tina, en el título, se refiere a Tina Byrd Jones, la entonces hija de ocho años de Tammy Wynette de su anterior matrimonio. En marzo de 1974 se publicó un sencillo con dos canciones: “No Charge”, que es una colaboración entre Tammy y su hija, Tina; y la otra cara, “The Telephone Call”, que es una colaboración entre George y Tina. Estas dos canciones se incluyeron en el álbum antes mencionado “George & Tammy & Tina”.

The Telephone Call Kraftwerk 1986 (no es la misma que George & Tina)
Esta canción, editada a fines del 1986, es una excelente muestra de la calidad de este genial cuarteto alemán que desde el inicio de sus actividades, en los albores de los lejanísimos años 70 revolucionaría la música al prácticamente inventar el género electrónico. Hasta entonces casi nadie sabía cómo producir música íntegramente con elementos electrónicos. Y más allá del uso del medio (lo electrónico es en definitiva un medio) para generar arte, su contenido, como en esta canción, no deja de ser muy sentimental y humano como en cualquier canción del más variado estilo. Versos como “te doy todo mi afecto y también todo mi tiempo intentando una conexión de la línea telefónica (aunque sea)”, “estás tan cerca pero a la vez tan lejos”, así lo revela y claro, quién no hace alguna que otra vez una llamada anónima, eso de “te llamo de vez en cuando para en el teléfono tu voz poder escuchar” para que el cuore vuelva a sentir el susurro de ese amor que quedó colgado, sin tono alguno, un amor que se fue.

Bananaphone. Raffi Cavoukian / Michael Ernest Creber, 1994.
Bananaphone es un popular álbum para niños interpretado por el cantante canadiense Raffi. El álbum es mejor conocido por su tema principal, que utiliza juegos de palabras como “It’s a phone with appeal!” (a peel), (“¡Es un teléfono con atractivo!” -una cáscara-) y palabras sin sentido como “bananular” e “interactivo-odular” mientras el cantante ensalza las virtudes de su teléfono único, el “bananafono”. Simpático y pegadizo sin más.

Sin duda que encontraremos, para otras entregas, más temas musicales en los que el teléfono aparece por “necesidades del guión”.

Acerca de

Inquieto e interesado en casi todo...

Tagged with: , , ,
Publicado en Cultura, Opinión, Publicidad, Telefonía

Continua comentado...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones.

Únete a 236 seguidores más

Síguenos en Twitter
Todas las entradas
A %d blogueros les gusta esto: